Andrea Wirk

Los datos más importantes

Más o menos cronológico

  • Psicopedagoga / educadora especial
  • Diseñadora web intuitiva
  • Terapeuta Reiki (ya no lo practico)
  • Varias formaciones chamánicas (ya no lo practico)
  • Trabajo de la conciencia (conmigo mismo y con los espíritus)

Con todo el trabajo de conciencia conmigo, en todos los años, tenía el apoyo cariñoso y compasivo de mis hermanas y hermanos de “mi tribu”. Por esto estoy muy agradecida ♥

Por cierto, el trabajo de conciencia nunca se acaba, es sólo cada vez más fácil.

Como encontré mi camino, mi vocación

Soy alemana. Desde 2005 vivo en España – precisamente en Andalucía – porque seguí a una llamada interior. Un anhelo que no puedo explicar. Lo dejé todo detrás de mi y me sentí como una persona nueva. De repente me sentí libre e increíblemente ingrávida. Cuando vine a Andalucía, llegué un poco a “mí hogar”…

En España conocí a muchas personas espirituales diferentes. Algunas me parecían algo “sospechosas”. Otras eran muy agradables y muy cercanas a mí. Con el tiempo entré en contacto con el Reiki y la energía vital universal. Y de nuevo me sentí un poco más como llegando a “mi hogar”…

Y cuando un día descubrí por casualidad el chamanismo, yo lo supe que: ¡ESTO ES! Esto es “mi hogar”. Hacia aquí quería llegar y aquí quiero quedarme. Descubrí mi amor por la naturaleza. Una conexión íntima y muy fuerte con la Madre Tierra, que llevaba dentro de mí durante mucho tiempo, pero nunca la había percibido y vivido. Y de repente supe que estaba aquí en la tierra con el fin de sanar – sanar y restaurar el equilibrio.

Para mí, no es importante lo que alguien ha aprendido o cómo se lleva a cabo su trabajo de sanación. Lo importante es lo que hace y provoca. Lo importante es que él cura – con la intención, la intuición, el cuidado, el aprecio, la gratitud y el amor. Y todo esto lo tengo dentro de mí…

♥ Aloha ♥

Über Andrea Wirk - LifeCreator

Agradezco mucho a TitoRalf y MarionAndreaWilfried y Brigitte
y en especial a mis padres y mi hermana del alma Béatrice.